sábado, 28 de octubre de 2017

Morelia 2017: Ganadores/VII y última



Hoy por la noche se dieron a conocer los ganadores de Morelia 2017 en las distintas categorías. Los triunfadores son: 


LARGOMETRAJE MEXICANO
  • Largometraje Mexicano: Oso polar, de Marcelo Tobar
  • Primer o Segundo Largometraje Mexicano: Ayer maravilla fui, de Gabriel Mariño
  • Premio del Público a Largometraje Mexicano: Los adioses, de Natalia Beristain
  • Guerrero de la Prensa Largometraje Mexicano: The drawer boy, de Arturo Pérez
  • Mejor Actriz Largometraje Mexicano: Sonia Franco por Ayer maravilla fui
  • Mejor Actor Largometraje Mexicano: Pedro Hernández por Sinvivir

DOCUMENTAL MEXICANO
  • Largometraje Documental Mexicano: Rush hour, de Luciana Kaplan
  • Guerrero de la Prensa Largometraje Documental Mexicano, Premio Especial AMBULANTE:Potentiae, de Javier Toscano
  • Mejor Documental Realizado por una Mujer: No sucumbió la eternidad, de Daniela Rea
  • Premio del Público Largometraje Documental Mexicano: Regreso al origen, de María José Glender

CORTOMETRAJE MEXICANO
  • Cortometraje de Ficción: Vuelve a mí, de Daniel Nájera
  • Cortometraje de Animación: Cerulia, de Sofía Carrillo
  • Cortometraje Documental: Relato familiar, de Sumie García
  • Premio del Público Programa de Diversidad Sexual: Dos ballenas, de Diego Cruz
  • Cortometraje en Línea: La proporción Aura, de Mariano Murguía
  • Premio Especial Renta Imagen: Los ausentes, de José Lomas

SECCIÓN MICHOACANA
  • Mejor Trabajo: La palabra de la cueva, de María Sosa, Jorge Scobell y Noé Martínez

Algunas líneas a bote pronto: como lo anoté antes, no pude ver la competencia de largometraje completa (ni la de ficción ni la documental), pero el consenso crítico el miércoles -día en el que salí de Morelia- era que se trataba de la competencia más floja en años. De hecho, varios de mis colegas que habían visto ya toda la competencia de ficción me comentaron que yéndome el miércoles no me perdía de nada: la cinta más interesante de la competencia oficial era Oso polar, que ya había visto y que, al final de cuentas, fue la que ganó.
En cuanto a documental no hubo tal consenso -o, por lo menos, yo no me enteré- pero la cinta ganadora, Rush Hour, me parece una obra menor comparada con películas documentales del año pasado como Tempestad o Bellas de noche, ya ni se diga con la obra maestra de Everardo González La libertad del diablo, presentada en Guadalajara 2017.
En todo caso, más allá de la poco satisfactoria competencia oficial, el quinceañero festival de Morelia demostró su fuerza como el festival de festivales de México a través de una riquísima programación que nos obligaba a tomar decisiones difíciles: ver esta cinta europea ganadora en Venecia o ver esta otra película latinoamericana exhibida en Cannes o ver aquel filme nacional que nunca se ha revisado en pantalla grande o, a veces, quedarse en algún café a platicar con los colegas y amigos que hacen más llevaderos aún los días en Morelia. ¡Larga vida al festival!

No hay comentarios: