De chile, de dulce y de manteca...


El fin de semana con mayor cantidad de estrenos en el año (once) y con una variedad nada desdeñable: dos cintas nacionales -una de ellas, de lo mejor del año-, el re-estreno de un clásico de la animación, dos secuelas de cine de horror, una meritoria película apocalíptica animada, un documental-concierto, la arrinconada película de arte y los churros de rigor. La cantidad apabulla, pero la calidad sufre. Menos mal que ya viene el Séptimo Festival Internacional de Cine Judío y la 51 Muestra Internacional de Cine.

Comentarios

Joel Meza dijo…
¡JUGUETES! ¡JUGUETES! ¡JUGUETES!
---
Hablando de cine judío, ¿qué habrá pasado con Daniel Goldberg, el director de Un beso a esta tierra? Cómo tengo ganas de volver a ver ese documental.
¿La verdad, la verdad? No se me antoja ver ni madres.

Eso sí, ya me confudí. ¿Esa del Niño Fidencio cuál es? ¿La que estrenaron en Morelia o en Guadalajara del año pasado? Ya parece franquicia...
Diezmartinez dijo…
Es Niño Fidencio: De Roma a El Espinazo, de Farré. La vi en Guadalajara en 2008. Gran documental.
Ah, es verdad. La otra se llama Niño Fidencio y sus hermanos de luz, o un rollo así.

Y la de Nicolás Echeverría, Niño Fidencio: El taumaturgo de Espinazo.
Joel Meza dijo…
... y aquella novela de televisa donde salía el Bichir...
Joel Meza dijo…
Hubo una telnovela basada en el Niño Fidencio hace unos veinte años, con Demián Bichir y Alma Delfina. Ví algunos capítulos y recuerdo que el asunto me intrigó, pero el formato de culebrón me dio güeva y no la seguí.
Yo me veré el espejo y lloraré. Nomás.

Ah... Y falta algo:

¡Soy la morsa!

Entradas populares