lunes, 16 de abril de 2018

Sé lo que viste el fin de semana pasado/CCLXXX



Sin amor (Nelyubov, Rusia-Francia-Alemania-Bélgica 2017), Andrey Zviagintsev. La premisa -la desaparición del único hijo de una pareja a punto de divorciarse- parece sacada de una novela de Ruth Rendell. La búsqueda del chamaco no unirá al matrimonio en pleno naufragio sino que servirá para contagiar la falta de amor entre el hombre y la mujer a todos los que los rodean. La negrura del alma se extiende, inexorable, como enfermedad. Más bien, como la plaga. La mejor película que vi el año pasado. Mi crítica en la sección Primera Fila de Reforma del viernes pasado. (*** 1/2)

Yo soy Simón (Love, Simon, EU, 2018), de Greg Berlanti. El Simón del título (Nick Robinson) tiene una vida perfecta pero un secreto enorme: es homosexual y no se lo ha dicho a nadie. Comedia romántica y de crecimiento juvenil que se deja ver por un agradable reparto y por la ¿novedad? de que el protagonista sale del closet sin tanto desgarramiento de vestiduras. Una simpática ñoñeria. (*)

No hay comentarios.: