domingo, 17 de septiembre de 2017

Sé lo que viste el fin de semana pasado/CCL



Una segunda madre (Que Horas ela Volta?, Brasil, 2015), de Anna Muylaert. Vista hace más de dos años en Jerusalén 2015, por fin ha llegado a México -y en el circuito cultural de la Cineteca Nacional nada más- esta obra mayor en forma de (no tan) convencional melodrama. Estamos ante una capciosa exploración sobre las tensiones de casta y de clase en el Brasil contemporáneo a través de la historia de una criada que es "como de la familia" y de su rebelde hija que, ella sí, es su verdadera familia. De lo mejor que vi en el 2015. Por cierto, Muylaert ya dirigió otro espléndido melodrama anticonvencional, Mae Só Há Uma (2016) que, si tenemos suerte, podremos ver en algún cine mexicano por ahí del 2019.  (*** 1/2)

Made in Bangkok (México-Alemania-Tailandia, 2015), de Flavio Florencio. Esta opera prima del argentino radicado en México Florencio es una feel-good movie documental sobre Morgana Love, una carismática mujer transgénero que sueña con ganar un concurso de belleza para poder hacerse la operación con la que sueña. Morgana es, como su nombre lo dice, amor. Mi crítica en la sección Primera Fila del diario Reforma del viernes pasado. (* 1/2)

Eso (It, EU-Canadá, 2017), de Andy Muschietti. Contra todo pronóstico -bueno, a lo mejor nomás contra el mío- esta nueva adaptación de la monumental novela homónima de Stephen King es de lo mejor que se ha hecho en los últimos años basado en alguno de sus libros. El guion da en el blanco del centro alegórico de la novela de King, el reparto infantil está sensacional y, por desgracia, el mal cósmico que retratan el libro y la película no parece estar en Derry, Maine, sino en cada esquina, en cada noche, en cada taxi, de este país. Vista este fin de semana en el cine, Eso parece haber sido realizada teniendo en mente a México. ¡King, hermano/ya eres mexicano! Mi crítica in extenso, sobre la película y la fallida serie de televisión de los años 90, aquí mismo en los próximos días (***)

4 comentarios:

Christian dijo...

Vi dos este fin de semana. Primero It y coincido plenamente con Ernesto. Les quedó bien padre.

La otra que vi fue Logan Lucky y WOW. Ese Soderbergh es un verdadero especialista en heist movies y esta es de las mejores. Todo en perfecto balance, el humor negro, los personajes y la acción/ritmo que hace que uno no pueda dejar de ver compulsivamente todo el atraco.

De lo mejor que he visto este año (ambas).

PD: el gag de Game of Thrones en Logan Lucky es de risa desternillante y saben qué es lo gacho? que poca gente lo cacha en la sala. Ya ni yo que no veo la telenovela con dragoncitos esa. Hasta me sentí raro soltando chicas carcajadotas y toda la sala así medio indiferente, chale...

Joel Meza dijo...

Yo ví Eso y empezó muy bien pero más o menos de la mitad en adelante me parece que no funciona, el chinche payaso es menos terrorífico que lo que pasa en el pueblito. No conozco la novela ni recuerdo la versión para la tele (la ví en su momento e incompleta), así que sólo tengo esta película como referencia.

Ernesto Diezmartínez dijo...

Joel: La serie es muy menor. La acabo de volver a ver. Y el libro no funciona tanto como una historia de horror tradicional, sino una reflexión sobre el origen del mal. Pennywise es solo una de las representaciones de ese mal que se esconde, en la novela, entre los babyboomers de los años 50. De alguna manera, en efecto, lo que pasa en Derry es más terrorífico que cualquier payaso. Bueno, de eso se trata el laaaaargo texto que estoy preparando sobre la serie, la novela y esta película. Esta semana lo publico por acá.

Christian dijo...


Otro gag que nadie entendió en la función que me tocó de It, fue el de Molly Ringwald. Bola de indiorantes...