El cliché que yo ya vi.../LIII

"¡Que no soy un pinche orate, chingadoooooooooooooooo!"

Joel Meza propone:

Pa' toques, en la cantina: De vez en cuando y sin que venga al caso, en Hollywood les parece chistoso que el protagonista de alguna película de acción o hasta comedias románticas asuste a sus compañeros de escena fingiendo que se electrocuta al meter la mano donde no debe. Pa' acabarla, las víctimas de la bromita generalmente son personas especialmente sensibles y a quienes se esperaría que el protagonista les tendría mayor consideración.

Sam Neill, de la nada, se lo hace a los pobres y aterrados niños de Parque Jurásico al tocar la reja del Tiranosaurio Rex; Adam Sandler le saca chico gritote a la encantadora pero amnésica Drew Barrymore en Como Si Fuera la Primera Vez al conectar la batería de su carro; en una pequeña variante, Nicolas Cage casi le provoca un infarto a sus papás gritando como orate (bueno, como Cage) al meter la mano en el hueco de unas ruinas en La Leyenda del Tesoro Perdido 2.

Comentarios

Joel Meza dijo…
Ahjijuela... yo por eso no me pongo a buscar imágenes de Cage en la red...
Unknown dijo…
Jo... Ni-cholas K-jee...
Carl Zand dijo…
Damn, Cage siempre me ha caido bien. Pero, ojo, habrá que checar ese ¿remake? de Bad lieutenant que acaba de exhibir Herzog... Mundo raro.

Entradas populares