domingo, 29 de abril de 2018

Avengers: Infinity War




Hace unos días, en twitter, leí un comentario que, palabras más, palabras menos, decía que eso de quejarse de que Hollywood hacía demasiadas películas de súper-héroes era una ridiculez. En realidad, anotaba el autor del tuit, no se hacen tantas cintas basadas en cómics en nuestros días. Es más, seguía la argumentación, en los años 40/50 se producían en Estados Unidos decenas de westerns cada año y muchos de ellos eran realmente malos.
Completamente de acuerdo. Aunque hay dos “asegunes” importantes: 1) cada año el western nos ofrecía varias obras maestras del género dirigidas por Ford, Hawks, Boetticher, Mann o Stevens y 2) los westerns malitos –por ejemplo, los del vaquero cantarín Gene Autry- apenas duraban 90 minutos. No es el caso del cine de súper-héroes, sea el realizado por la Casa Marvel o DC-Cómics: la mayoría de estas cintas no pasan de ser meros palomazos domingueros (alguna en un plano superior, si duda, como la reciente Thor: Ragnarok/Waititi/2017) y, todas suelen pasar, injustificadamente, de las dos horas de duración.
Vea si no el más reciente ejemplo. Avengers: Infinity War (Ídem, EU, 2018), dirigida por los hermanos Anthony y Joe Russo (responsables de los churrazos Capitán América: el soldado del invierno/2014 y Capitán América: Civil War/2016), reúne en ¡150 minutos de duración! a todos los “vengadores” (menos dos) que nos ha presentado el Universo Cinematográfico de Marvel (UCM) después de diez años y 18 películas, enfrentados ahora a un todopoderoso villano púrpura llamado Thanos (Josh Brolin), que es una especie de genocida de la sustentabilidad: como el universo está sobrepoblado, quiere eliminar a la mitad de todos los seres vivos para que los recursos alcancen para todos.
Para poder cumplir esta promesa de campaña –que tiene tanta lógica como las del mochamanos del Bronco- Thanos busca hacerse de seis gemas con las que se convertiría en una suerte de dios, pues con ella dominaría espacio, mente, realidad, poder, alma y tiempo. Y al tener esas seis piedras, podría acabar con la mitad de los seres vivos con el simple hecho de tronar los dedos. Así pues, cuando inicia la cinta, Thanos ya tiene dos chunches de estos –si se recuerda, en otros filmes del UCM ya hemos sabido que el villano de marras anda juntando esos McGuffins-, se hace del tercero y busca los otros tres que le hacen faltan. Dos están en la Tierra, uno en la frente del ser de Inteligencia Artificial evolucionado Visión (Paul Bettany) y otro en el medallón del Dr. Strange (Benedict Cumberbatch), mientras que el tercero está en un lugar que solo la rebelde hija de Thanos, Gamora (Zoe Saldaña), de los “guardianes de la galaxia”, conoce.
Básicamente esta es toda la película: Thanos buscando las tres gemas que le faltan, los vengadores, todos juntos, tratando de evitarlo. Abundan las peleas –hacia el final, hay dos bien montadas batallas paralelas en planetas distintos, mientras se realiza una operación quirúrgica sumamente importante- y, en este maremágnum de personajes (unos 30, entre héroes y villanos), anegados en las dos horas y media de duración, asoman algunos momentos de un bienvenido buen humor (casi todos ellos debidos a Dave Bautista, a la naciente rivalidad entre Thor/Chris Hemsworth y Quill/Chris Pratt, y a los moditos del adolescente Groot) y una consciente búsqueda de un pathos que se logra, muy apenitas, hasta el desenlace, en el que (¡spoiler, spoiler!) vemos desaparecer a tantos personajes que pareciera que la película fue escrita por George R. R. Martin.
Pero no se preocupe: desde El imperio contraataca (Kershner, 1980) ya sabemos que cuando una cinta que es parte de una saga termina con el villano ganando es porque en su continuación (programada para el año que entra) seguramente Thanos será derrotado, el tiempo será reversible (hay que confiar en los trucos del Dr. Strange), los héroes desaparecidos aparecerán y el Universo Cinematográfico de la Marvel seguirá vivito, coleando y produciendo películas –que no cine- hasta que la caja registradora deje de sonar. Así es el negocio.

15 comentarios:

Vlad dijo...

Excelente crítica! y con el MCU, es difícil encontrarlas mesuradas y sin sobrevaloraciones: nunca he entendido el porqué tanto hype a Marvel y tanto odio a DC, si las películas de ambas (salvo un puñado de excepciones) tienen las mismas virtudes técnicas, los mismos objetivos de solo entretenimiento, y las mismas carencias argumentales...

Es muy curioso que muchos fans la comparan con "el imperio contraataca" y realmente la única similitud entre ambas, es justo la que ud menciona, porque, a primera visulaizada, dudo mucho que alcance el estatus de la de la saga SW

Por otro lado, aunque técnicamente es casi perfecta, tampoco creo que esté entre las mejores películas de superhéroes... ¿está mal que considere que las mejores son aquellas que, precisamente, dejan de ser solo de superhéroes, rompen con esa barrera de cine fantástico, y llevan sus tramas a una realidad social? ¿o me debería bastar con el tamaño de sonrisota que salga uno del cine?

Juan Lopez dijo...

de verdad es la mejor pelicula en siglos, está de maravilla

Christian dijo...

jajajajaja

Qué buena reseña Ernesto.

Anónimo dijo...

I couldn't have said it better myself... pero la neta, I'm too old for this shit...

Saludos

Christian dijo...


“genocida de la sustentabilidad”

“el mochamanos el Bronco”

y bueno, básicamente todo yo ultimo párrafo:

jajajajaja

Qué gran reseña Ernesto. Mejor que la película la verdad.

Me aburrí como ostra la primera hora y media, yo no sé para qué tanto problema del pinchi téthanos buscando las gemas si con sus pinchis choros mareadores podría matar, no solo a la mitad, sino a todo el universo, de aburrimiento, JIJO!

De no ser por esos diálogos chispeantes entre Thor y Starlord y Batista y Spidey, me hubiera quedado dormido.

Lo mismo me pasó en la primer Avengers -tanto así que por eso no vi Avengers 2- pero ahí voy de necio a ver esta...

En fin, ya contribuí con mis 80 pesotes al imperio de Disney...

McCloudKen dijo...

"Para poder cumplir esta promesa de campaña" jajaja

"anda juntando esos McGuffins" exacto!!!

"hasta que la caja registradora deje de sonar" buena esa!

Muy buena, cumple su cometido de entretener. Me parece que esta balanceada entre drama, acción y comedia. Para bien o para mal, yo también ya me moche con Disney. Dicen que es como un accidente de tráfico, sabes que no debes ver, pero es inevitable jejejeje.

Joel Meza dijo...

Por eso yo voy a la matiné: mis 27 pesotes para Disney.

Christian dijo...

A mi me salió en 80 pesotes porque fui a verla a la sala Macro XE AGJDUEUVNSKD no sé qué con sonido dolby atHAKFIEVFKEKD no sé qué Joel.

Dije, “bueno si ya la voy a ver hay que verla de la mejor forma posible”

Pero ni así se le quita lo aburrido, nada más te aburres en mayor dimensión jaja

:P

Travsam dijo...

Una señora que estaba a mi lado se durmió... punto menos.

Nivel de satisfacción de mi ahora esposa que no le gusto Thor: Ragnarok... apenas la libro... punto menos.

Mi nivel de ñoñez rescata varios puntos, pero no, no merece mi diez, a lo mucho un ocho.. y como diria el Thanos del precio de la fama, me estoy arriesgando.

oskr rdz dijo...

Querido Ernesto... Le solicito que de inmediato se inscriba al Programa de Protección de Testigos porque los Fans from Hell de Marvel lo van a buscar hasta debajo de las piedras para lincharlo por pitorrearse de 'la mejor película de la historia' (tweet real)... Como al hablar del narco, hay que andarse con cuidado... Y no crea que los nerds no andan en estos sitios más refinados... Tienen detectores globales de haters...

Joel Meza dijo...

Yo, por esos 27 pesotes, tuve la experiencia del 4DX: los niños de la fila de atrás se la pasaron pateándome el respaldo...
Sirivió para no dormirme en las escenas de Visión y la morrita de rojo que mueve las manitas.

Champy dijo...

Yo la ví en 3D, no me super encantó...mejor dicho me parece que ayuda menos de lo que debería impresionar. Digo digo digo, si, es cierto que ahí se veía que estaban los hipermega mamalones efectos, ya se sabe, de eso se trata, o para eso se hacen, para impresionar, en éstas producciones los efectos y la tecnología ahí están per se...es más, supongo ya ni deberiamos agradecerlos.

La ví con subtítulos en portugues (ya no me queda de otra), y ahí odié los pinches efectos de sonido esos que distorcionan la voz para hacerla más machina o más dulce o más...ni pex, me sirvió para tener que leer a madres en portugues y agilizar mi neurona.

Yo pagúe 22 Reales, algo así como 132 pesotes, en una sala a reventar (yo pensaba que aquí en Brasil la gente no iba al cine, siempre la peli era para mi y a lo mucho 3 personas más...ésta full. Quien sa que quiera decir eso.

2046

Eliakazan1 dijo...

Estas peliculas y sus villamelones que aquí escriben, Dios mío...

Anónimo dijo...

pecima review que e nota que fue por alguien que solo fue para odiar la pelicula, la pelicula fue excelente, tu resena no, para el primer comentario porfavor dame un poco de lo que estas consumiendo porque yo tambien quisiera volar y hablar tonteras tanto como tu estas.

Ernesto Diezmartínez dijo...

Vlad: En lo personal, las mejores cintas de súper-heroes (las de Raimi y Burton, la primera de los X-Men, la segunda de Batman de Nolan y el más reciente Thor) funcionan más allá de los clichés de súper-héroes, sea por su discurso social, sea porque desafían las convenciones del género, sea por su ejecución notable. No es el caso de las películas de los Avengers.

Osk: Pues aquí ando. Fans que ladran...

Eliakazan: Amén, hermano.

Anónimo: Ni como ayudarte, mano.